¿Qué incluye un servicio de seguridad privada?

Un servicio de seguridad privada se define como la vigilancia y el cuidado de las personas, el patrimonio o los bienes materiales de una persona u organización. El deber de las empresas de seguridad es evitar que se cometan actividades ilícitas e investigar las que se produzcan, poniendo a disposición de la justicia a los posibles culpables.

La función a realizar viene determinada por las exigencias de la persona que solicita este servicio; no obstante, algunas de las más importantes que puedes encontrara en los servicios de seguridad privada de Grupo IPS son las siguientes:

1. Control de acceso. Su objetivo es mantener el seguimiento y el control de las entradas y salidas de los empleados y los invitados.

2. Patrulla. Es la patrulla que se encarga de garantizar la seguridad de recintos, edificios, negocios educativos, industriales, comerciales, financieros, agrícolas, de animales, residencias, barrios, urbanizaciones y otras áreas, así como de prevenir acciones delictivas.

3. Redacción de informes. Si no puedes evitar que se produzca un incidente como vigilante de seguridad privada, lo mejor que puedes hacer es ser testigo y registrarlo por escrito.

4. Comunicación por radio. Toda la comunicación por radio debe ser clara, coherente y concisa, evitando interrupciones o alarmas innecesarias, y teniendo en cuenta que la eficacia de la comunicación depende de la pronta respuesta del apoyo solicitado o de la capacidad de cubrir una emergencia que pueda surgir durante el desempeño de sus funciones.

5. Técnicas a reconsiderar. El objetivo es evitar el acceso a objetos que puedan poner en peligro la seguridad de las personas.